Alex Spiride

Squid-Jet: propulsión submarina

Alex Spiride, EE. UU. Finalista, 13-14

Los calamares y algunas otras criaturas marinas utilizan un modo de locomoción muy eficaz denominado propulsión a chorros. Los calamares meten el agua en una bolsa a través de un agujero denominado manto y, a continuación, la expulsan contrayendo la bolsa, lo que les permite desplazarse a una velocidad de hasta 40 km/hora.

La implementación de esta técnica en vehículos submarinos puede mejorar enormemente la eficiencia con la que se mueven. Mi propuesta es Squid-Jet, un vehículo submarino bioinspirado que utiliza la propulsión a chorros para desplazarse. Squid-Jet supera con facilidad a otros sistemas de propulsión actuales fabricados por el hombre y puede alcanzar velocidades superiores a los 30 cm/segundo.